Ríe siempre que puedas

Ríe siempre que puedas
"Haz que tu sonrisa cambie el mundo...Pero no dejes que el mundo cambie tu sonrisa."

Soríe, rie...

Soríe, rie...
Sonríe al mundo
Cuando sonríes liberas una hormona que lleva a tu mente un mensaje positivo, no lo olvides.
(Hellen Fisher)

Anda erguido, sonríe y haz que se pregunten cuál es el secreto que te hace reír
(Anónimo)

"Nunca dejes de sonreir, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa"

"Todos los botiquines de urgencia deberían incluir sentido del humor." (Anónimo)

La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano (Víctor Hugo)

Gente con sentido del humor:-)

martes, 8 de enero de 2013

Un hijo en la Universidad


Un chico va a la Universidad en los Estados Unidos, pero más o menos a la mitad del semestre se le acaba el dinero que le dieron sus padres. Se le ocurre entonces una idea brillante y llama a su padre.

-Papá no vas a creer las maravillas modernas de la educación en este país. Resulta que aquí en mi Universidad tienen un programa para enseñar a hablar a los perros.
-¿Y cómo puedo hacer para que acepten a Pluto,el perro de la casa? Pregunta el padre
-Solo envíamelo con 1.000 $ y yo me encargo de matricularlo.

Así es que el confiado padre envía al perro con los 1.000 $. Más o menos a los 2-3 meses, el muchacho se gasta el dinero y de nuevo decide volver a llamar a su padre.
-Bueno, y ¿Cómo le va a Pluto? Le pregunta su padre.
-Increíble papá. Ya habla hasta por los codos, pero ahora resulta que hay otro curso mas avanzado, para enseñar a los perros a leer.
-No jodas! ¿Y como hago para que entre a ese curso?
-Solo envíame 2.500 $ y lo matriculo. Así es que el ingenuo padre le envía el dinero

Al final del curso, el chico se da cuenta de que el perro no sabe ni hablar, ni leer, ni nada de nada, así es que le pega un tiro al perro.
Cuando llega a su casa al final del semestre, el padre está feliz,esperándolo
-¿Dónde está Pluto? Estoy deseoso de escucharlo hablar y leer. Ya tengo separada una revista de animales para que me la lea.
Papá, no me vas a creer. Yo lo tenía todo preparado para el viaje, cuando lo veo acostado en el sofá leyendo el New York Times, como todas las mañanas y de pronto me dice:
-Bueno ¿y tu viejo se sigue tirando a la pelirroja ésa que vive enfrente de su casa?
Y el padre le contesta:
-Espero que le hayas metido un tiro a ese perro hijo de puta, antes de que hable con tu madre.
-Claro, papi. ¡Eso fue exactamente lo que hice!
-Así se hace, hijo.

El chico se graduó y se convirtió en un político de enorme éxito

3 comentarios:

Toni dijo...

jejeje....si los perros hablaran!!!

Salu2

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Eso, eso... Si los perros hablaran...
Un abrazo.

A.L. dijo...

Hola, ando perdido. Voy a veros pero ya.
Un abrazo