Ríe siempre que puedas

Ríe siempre que puedas
"Haz que tu sonrisa cambie el mundo...Pero no dejes que el mundo cambie tu sonrisa."

Soríe, rie...

Soríe, rie...
Sonríe al mundo
Cuando sonríes liberas una hormona que lleva a tu mente un mensaje positivo, no lo olvides.
(Hellen Fisher)

Anda erguido, sonríe y haz que se pregunten cuál es el secreto que te hace reír
(Anónimo)

"Nunca dejes de sonreir, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa"

"Todos los botiquines de urgencia deberían incluir sentido del humor." (Anónimo)

La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano (Víctor Hugo)

Gente con sentido del humor:-)

miércoles, 19 de agosto de 2009

Nota de viajes


Una pareja de recién casados va a pasar la luna de miel en el Líbano. Allí mientras pasean por un mercado, oyen a un vendedor que parece escapado de las Mil y una Noches.
- Vangan, baisanos, vangan a mi humilde diendita, aquí bodrán combrar algo faboloso ...
El joven matrimonio entra y allí el vendedor les muestra un par de sandalias a las que les atribuye poderes mágicos.
- 'Con ellas, bodrán hacer el amor salvajamente, como gamellos enforacidos, les dice.
La mujer, intrigada por el comentario del vendedor, da muestras de interés, pero el hombre, atlético y viril, dice que no las necesita.
- 'Bruébalas, baisano, no te arrabantirás' insiste el vendedor.
Como su mujer está cada vez más interesada, el hombre termina por acceder (como les ocurre a todos los hombres). ¡Y de repente... apenas se las ha calzado...¡¡una mirada feroz se dibuja en su rostro!!.. ¡¡unas ansias incontenibles!!... ¡una furia que su esposa jamás había visto! Veloz como una fiera en celo, el joven marido agarra al vendedor por las nalgas, le baja los bombachos y se arroja sobre él para violarlo.
- '¡¡¡Bará, bará, bará, gabrón anfaliz!!!' grita desesperado el vendedor con lágrimas en los ojos:
- '¡¡Te las busiste al revés, higubuta, te las busiste al revés!!!

Museo de cera


video



Hay bromas que matan, mejor no hacerlas. Vaya susto