Ríe siempre que puedas

Ríe siempre que puedas
"Haz que tu sonrisa cambie el mundo...Pero no dejes que el mundo cambie tu sonrisa."

Soríe, rie...

Soríe, rie...
Sonríe al mundo
Cuando sonríes liberas una hormona que lleva a tu mente un mensaje positivo, no lo olvides.
(Hellen Fisher)

Anda erguido, sonríe y haz que se pregunten cuál es el secreto que te hace reír
(Anónimo)

"Nunca dejes de sonreir, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa"

"Todos los botiquines de urgencia deberían incluir sentido del humor." (Anónimo)

La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano (Víctor Hugo)

Gente con sentido del humor:-)

miércoles, 9 de febrero de 2011

Niños

LOS ABUELOS NO LO SABEN TODO...
El pequeño nieto estaba pasando unos días con su abuelo. Llevaba un rato jugando afuera con otros niños cuando entró en la casa y le preguntó:
- ¡¡¡Abuelo!!!, ¿cómo se llama cuando dos personas duermen en el mismo cuarto y una de ellas está encima de la otra?
El abuelo se quedó un poco sorprendido, pero decidió decirle la verdad.
- A eso se le llama tener relaciones sexuales, cariño....
El pequeño dijo:
- "Ah...!" y salió.
Al otro día llegó del colegio y le dijo muy enojado:
- Abuelo, ¡no se llaman relaciones sexuales, se llaman LITERAS !...... ¡y la maestra quiere hablar contigo!

ABUELOS y NIETOS

1. La abuela se maquillaba en el baño bajo la mirada escrutadora de la pequeña nieta, como siempre hacía. Después de aplicarse su lápiz labial y disponerse a salir, la pequeña le dijo: “Pero abuela, ¡Olvidaste darle el beso de despedida a la servilleta!” Seguramente la abuela nunca más se pintará la boca sin darle ‘el beso de despedida’ a la servilleta…

2. Mi nieto me llamó el otro día a desearme un feliz cumpleaños. Me preguntó qué edad tenía y le dije que había cumplido 62 años. Mi nieto se quedó pensativo por un rato y entonces me preguntó ¿Tu comenzaste desde 1?

3. Después de acostar a sus nietos, una abuela se puso su vieja dormilona y las chancletas y se dispuso a lavarse el pelo. En la medida de que escuchaba el bochinche que armaban los muchachos, se le acabó la paciencia. Se enrolló una toalla en la cabeza y entró como una tromba en la habitación y volvió a acostar a los niños con un regaño. Tan pronto dejó la habitación, oyó al más chico de todos decir con una voz temblorosa: ¿Quién era esa?

4. Una abuela le contaba a su pequeña nieta cómo fue su niñez: “Nosotros patinábamos con una pequeña tabla en un pozo y además teníamos un columpio hecho con una tripa de caucho colgando de un árbol frente a la casa. Paseábamos en un burrito y bajábamos mangos y mamones de las matas” La niña se quedó boquiabierta oyéndome. Finalmente dijo: “Yo debí haberte conocido mucho antes”

5. Mi nieto nos visitaba un día y de repente me dijo: “Abuela, tu sabes en que se parecen tu y Dios? Y yo, muy oronda, le pregunté: “No, ¿en qué?” y me soltó: “Ambos son viejos”.

6. Una niñita estaba afanada tecleando con el procesador de palabras del abuelo y le dijo que estaba escribiendo un cuento. “¿De qué se trata?”, le preguntó el viejo. “No se,” contestó ella, “yo no se leer”.

7. No sabía si mi nieta ya había aprendido a reconocer los colores, por lo que decidí comprobarlo. Entonces le iba señalando cosas y le preguntaba de qué color eran. Así durante un rato, siempre contestando correctamente. Hasta que yendo hacia la puerta, me soltó: “Abuela, yo creo que tu puedes reconocer esos colores por ti misma”.

8. Cuando mi nieto me preguntó qué tan viejo era yo, bromeando, le dije que no estaba muy seguro. “Mira la etiqueta de tus interiores, abuelo, en el mío dice de 4 a 6 años”.

10. Le preguntaron a un pequeño de 6 años dónde vivía su abuela y el contestó: “Ah, ella vive en el aeropuerto, porque cuando la queremos ver vamos a buscarla allá. Luego, después que nos visita, la llevamos de nuevo al aeropuerto”.

11. “¡Mi abuelo es el más inteligente de todos! Me enseña muchas cosas buenas, pero no lo veo con la suficiente frecuencia para hacerme tan inteligente como él”.

¡ ADIOS PAPA !
Una noche un padre escucha mientras su hijo reza:
“Dios bendiga a Mami, a Papi y a la Abuela. Adiós, Abuelo”.
Al padre le parece extraño, pero pronto se olvida. Al día siguiente el Abuelo muere. Casi tres meses más tarde el padre escucha mientras su hijo reza de noche:
-Dios bendiga a Mami y a Papi. Adiós Abuela”.
Al día siguiente la Abuela muere.
hora el padre se encuentra hondamente preocupado, cuando dos semanas más tarde escucha de nuevo al hijo mientras reza de noche:
-“Dios bendiga a Mamá. Adiós Papá”.
¡¡ Casi le da un ataque !!
No lo comenta con nadie pero al día siguiente se levanta temprano y va a su trabajo. Se queda todo el día trabajando y vuelve a su casa recién pasada la medianoche y… ¡¡ SIGUE VIVO !!
Cuando llega, lo primero que hace es disculparse con su mujer:
“Perdóname cariño, ¡tuve un día terrible!”.
“¿Tú tuviste un día terrible?”, le dice su esposa.
¡¡ Yo sí lo tuve !!
¡¡¡ HOY EL LECHERO SE MURIO EN LA PUERTA DE CASA !!!.