Ríe siempre que puedas

Ríe siempre que puedas
"Haz que tu sonrisa cambie el mundo...Pero no dejes que el mundo cambie tu sonrisa."

Soríe, rie...

Soríe, rie...
Sonríe al mundo
Cuando sonríes liberas una hormona que lleva a tu mente un mensaje positivo, no lo olvides.
(Hellen Fisher)

Anda erguido, sonríe y haz que se pregunten cuál es el secreto que te hace reír
(Anónimo)

"Nunca dejes de sonreir, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa"

"Todos los botiquines de urgencia deberían incluir sentido del humor." (Anónimo)

La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano (Víctor Hugo)

Gente con sentido del humor:-)

sábado, 9 de enero de 2010

El cura y la monjita

Cierta vez, un cura y una monja regresaban de una aldea hacia el convento. Al caer la noche, vieron una cabaña en medio del camino y decidieron entrar para pernoctar y proseguir el viaje al siguiente día. Al entrar a la cabaña, vieron que había una cama, apenas de pareja, y varias mantas en un armario. El padre y la monja entraron y después de algunos segundos de silencio, el padre dice:
- Hermana, usted puede dormir en la cama y yo duermo en el suelo.Y así hicieron. Mientras tanto, en medio de la noche la hermana despertó al padre:
- Padre... ¿Está despierto?
El padre medio dormido:
- Sí, sí.... Ahhhh, hermana, diga ¿qué quiere?
- Es que... tengo frío. ¿Puede traerme una manta?
- Sí hermana, como no.
El padre se levantó, fue a buscar una manta al armario y tapó con ella a la hermana con mucha ternura. Una hora después, la hermana despierta al padre nuevamente:
- Padre... ¿Todavía está despierto?
- ¿Qué pasa hermana? ¿Qué le sucede ahora?
- Es que aún tengo frío. Puede darme otra manta?
- Claro que sí hermana. Una vez más el padre se levantó lleno de amor y buena voluntad para atender el pedido de la hermana.
Otra hora pasó, y una vez más, la hermana llamó al padre:
- Padre... ¿Sigue despierto?
- Sí hermana... ¿Qué necesita ahora?
- Es que no puedo dormir. Sigo con mucho frío!!!!
Finalmente, entendiendo las intenciones de la hermana, el cura le dice:
- Hermana, estamos aquí los dos solos, ¿cierto?
- Cierto, contesta la monjita.
- Lo que ocurre aquí, y lo que deba de ocurrir, sólo nosotros dos lo sabremos y nadie mas, ¿cierto?
- Cierto.
- Entonces le hago una sugerencia... ¿Qué tal si fingimos ser marido y mujer...?
La hermana entonces se llenó de alegría y exclamó:
- !!!!SÍ, sí!!!! Eso, eso!!!!
En ese momento el cura cambia el tono de su voz y le grita:
- ¡¡ENTONCES, DEJA DE JODER DE UNA PUTA VEZ Y TE LEVANTAS TÚ A BUSCAR LA MANTA DE LOS COJONES!!

Nota: SI PENSASTE QUE ESTA HISTORIA IBA A TENER UN FINAL ERÓTICO-SEXUAL...
¡¡REZA CIEN AVEMARÍAS Y DOSCIENTOS PADRENUESTROS POR TUS MALOS PENSAMIENTOS

La Paloma

Un corto bien hecho entretenido y realmente divertido.