Ríe siempre que puedas

Ríe siempre que puedas
"Haz que tu sonrisa cambie el mundo...Pero no dejes que el mundo cambie tu sonrisa."

Soríe, rie...

Soríe, rie...
Sonríe al mundo
Cuando sonríes liberas una hormona que lleva a tu mente un mensaje positivo, no lo olvides.
(Hellen Fisher)

Anda erguido, sonríe y haz que se pregunten cuál es el secreto que te hace reír
(Anónimo)

"Nunca dejes de sonreir, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa"

"Todos los botiquines de urgencia deberían incluir sentido del humor." (Anónimo)

La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano (Víctor Hugo)

Gente con sentido del humor:-)

sábado, 10 de septiembre de 2011

Chistes de viejucos

Tengo debilidad por estos chistes de viejecitos. Es la vida misma la que habla y los subo con todo cariño

* Un oficial le hace la seña a una viejita para que se estacione por
conducir a exceso de velocidad...
Viejita: Hay algún problema oficial?
Oficial: Señora, usted iba a exceso de velocidad.
Viejita: Ohh, ya veo...
Oficial: Puedo ver su licencia de conducir por favor?
Viejita: Se la mostraría, pero es que no tengo ninguna...
Oficial: No la tiene?
Viejita: Me la retiraron hace 4 años por ir conduciendo ebria...
Oficial: Ok... puedo ver los papeles del vehículo por favor.
Viejita: me temo que no puedo.
Oficial: Por qué no?
Viejita: Es que robé este auto.
Oficial: Lo robó?!
Viejita: Si, y maté y mutilé en pedazos a su dueño.
Oficial: Usted hizo qué????????
Viejita: Sus partes desmembradas están en el baúl, si es que las quiere ver..

*El oficial mira a la viejita, lentamente se aleja del auto y pide refuerzos.
En 5 minutos están 4 patrullas más rodeando el auto. El Comisario
arriba al lugar y se acerca detenidamente al auto con la mano lista para desenfundar su
pistola en cualquier momento.

*Comisario: Señora, puede salir del vehículo por favor!.. La mujer accede normalmente y sale.
Viejita: Hay algún problema oficial?
Comisario: Uno de mis oficiales me dijo que usted ha robado este auto y asesinado a su dueño.
Viejita: Asesinado al dueño?
Comisario: Sí, puede por favor abrir el baúl...
La Viejita abre el baúl, revelando que está completamente vacía.
Comisario: Es este su auto, señora?
Viejita: Sí, aquí está la tarjeta de propiedad.
El Comisario está asombrado.
Comisario: Uno de mis oficiales dice que usted no cuenta con licencia de conducir.
La mujer saca de su bolso la licencia y se la entrega al Comisario.
El Comisario examina la licencia y queda confundido...
Comisario: Gracias Señora, uno de mis oficiales me dijo que no tenía licencia, robó este auto y que asesinó y mutiló a su dueño.
Viejita: Apuesto a que el mentiroso de mierda también le dijo que iba a exceso de velocidad!!!
Moraleja: Las mujeres, mientras más viejas, más inteligentes!


*Abuelito ¿Cuál es su último deseo al morir?"
- "Que me quemen y mis cenizas se rieguen en todas las casas de las mujeres que amé..."
- "¿Y esa ocurrencia abuelo?"
- "Será el último polvo que les eche a todas”.

*Una ancianita le dice a otra:
- Con los años, mi Ruperto se ha convertido en una fiera en la cama...
- ¿Te hace el amor como un salvaje?
- No, pero se mea en las sábanas para marcar su territorio.

*Dos ancianos hablando:
- ¿Cuántos años tienes?
- Ochenta y pico.
- Pues yo tengo 83 y no pico.

*Dos ancianos escuchaban el sermón de un predicador y éste dijo:
- Pongan su mano en la parte afectada y el milagro se producirá.
El viejito, disimuladamente pone su mano en la entrepierna. La viejita que lo observa le dice:
- ¡Viejo! dijo milagro... ¡no Resurrección!!!!...


* Están varios ancianos en una celebración. Un tipo se levanta y empieza a anunciar:
- Cuando me muera quiero donar mis ojos.
Otro dice:
- Cuando me muera quiero donar mi hígado.
Todo el mundo empieza a decir lo que van a donar cuando se mueran, pero falta un septuagenario. Cuando llega su turno declara:
- Cuando yo me muera voy a donar mi pene.
Y todos los exclaman:
- ¡Ave María, nadie nunca dijo eso! ¡Viva el señor que va a donar su pene!
Con el fin de felicitarlo, la concurrencia comienza a gritar dando palmas:
- ¡Que se levante!... ¡que se levante!
El viejuco, con una sonrisa maliciosa, asevera:
- ¡Si se levantase seguro que no lo donaría!