Ríe siempre que puedas

Ríe siempre que puedas
"Haz que tu sonrisa cambie el mundo...Pero no dejes que el mundo cambie tu sonrisa."

Soríe, rie...

Soríe, rie...
Sonríe al mundo
Cuando sonríes liberas una hormona que lleva a tu mente un mensaje positivo, no lo olvides.
(Hellen Fisher)

Anda erguido, sonríe y haz que se pregunten cuál es el secreto que te hace reír
(Anónimo)

"Nunca dejes de sonreir, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa"

"Todos los botiquines de urgencia deberían incluir sentido del humor." (Anónimo)

La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano (Víctor Hugo)

Gente con sentido del humor:-)

domingo, 9 de agosto de 2009

El pavo

Un día, El marido llega a casa a las seis de la tarde y le dice a su esposa:
- Cariño, tengo una reunión de trabajo a las diez de la noche, pero no voy a ir... ¡Me parece que están abusando de mí!
La mujer, preocupada por él, le convence de que el trabajo es importante. Entonces, el marido se va a pegar una ducha para estar listo, y piensa: "Fue fácil engañarla".
Como toda mujer que se precie de serlo, cuando el hombre entra al baño, revisa todas sus cosas: billetera, maletín, bolsillos del traje, etc. y encuentra un papel con el siguiente texto:
" Mi amor, te estoy esperando para comernos el pavo con salsa blanca del que hemos hablado".
La mujer coloca el papel donde estaba y, cuando el marido sale del baño, se la encuentra tumbada en la cama toda fogosa, semidesnuda, escasamente cubierta con una negligée transparente y en una postura muy sensual.El marido se pone como loco, no pierde tiempo y hacen el amor como en los viejos tiempos...
Cuando terminan, el tipo, medio muerto, se queda dormido. Cuando va llegando la hora de la 'reunión', la mujer lo despierta, pero él no quiere saber nada de la reunión aunque, finalmente, ella lo convence.Al llegar a casa de su amante, el marido, aún cansado, le dice:- Cariño, he trabajado tanto hoy que sólo tomaré un baño y descansare un poco. Al entrar al baño, la amante -como toda mujer que se precie- revisa los bolsillos de su pantalón y encuentra un papel que dice:
-Ahí te mando el pavo, zorra... La salsa blanca quedó en casa.
La Esposa .

No hay comentarios: