Ríe siempre que puedas

Ríe siempre que puedas
"Haz que tu sonrisa cambie el mundo...Pero no dejes que el mundo cambie tu sonrisa."

Soríe, rie...

Soríe, rie...
Sonríe al mundo
Cuando sonríes liberas una hormona que lleva a tu mente un mensaje positivo, no lo olvides.
(Hellen Fisher)

Anda erguido, sonríe y haz que se pregunten cuál es el secreto que te hace reír
(Anónimo)

"Nunca dejes de sonreir, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa"

"Todos los botiquines de urgencia deberían incluir sentido del humor." (Anónimo)

La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano (Víctor Hugo)

Gente con sentido del humor:-)

sábado, 30 de mayo de 2009

Sucedió ayer


Herido grave tras intentar 'alunizar' con una bicicleta en una joyería
El herido, intentó varias veces romper el escaparate estampándose sobre la superficie con una bicicleta Orbea, sin éxito, hasta que perdió el conocimiento.
Tenía pensado robar un coche para el robo, pero le dio pereza forzar la cerradura y lo intentó con la bicicleta de su hijo


Un hombre de unos 45 años, que responde a las iniciales J. M. D. R. resultó gravemente herido al intentar robar en una joyería de Madrid mediante el método del “alunizaje”.
El herido, que responde a las iniciales J.M.D.R intentó varias veces romper el escaparate estampándose sobre la superficie con una bicicleta Orbea, sin éxito, hasta que perdió el conocimiento.
En sus primeras declaraciones desde la Clínica San Carlos de Madrid, J.M.D.R. explicó a la policía que tenía previsto robar la joyería con un coche robado, pero que al final le dio pereza ponerse a forzar una cerradura, “con el delito añadido que eso conlleva”, según sus palabras, y entonces decidió “a mayores” intentarlo con la bici de su hijo.
Según el relato de testigos, se escuchó en la calle José Ortega y Gasset a la altura de Serrano el timbre insistente de una bicicleta. Era un hombre que bajaba a toda velocidad, enfilado hacia el escaparate de la joyería relojería Omega.
Esta joyería tiene dos bolardos de acero a la entrada para impedir el “alunizaje” con coches y además un cristal blindado de 5 centímetros de grosor en todo su escaparate. El ciclista pasó entre los bolardos a unos 20 kilómetros por hora y se empotró en la puerta, sin provocar el menor rasguño en el cristal.
Varios transeúntes acudieron en su auxilio pues parecía que había sido un accidente, sin embargo el ladrón rechazó la ayuda, volvió a subirse a la bici, tomó carrerilla y se empotró otra vez contra el cristal, con el mismo resultado.
A la tercera intentona, J.M.D.R. quedó tendido en el suelo sin poder moverse. A los pocos minutos llegó la policía municipal y el Samur, que ya habían sido avisados por un testigo, y se llevaron al ladrón frustrado con diagnóstico de contusión craneal severa.
No es un chiste aunque lo parezaca


1 comentario:

Anónimo dijo...

Muchas veces la realidad supera a la ficción